Luis Barrionuevo: "Que vengan todos al peronismo, que venga Cristina con su prontuario"

Dice que la gente tiene que elegir "entre pagar el tarifazo a comer". Cuenta su relación con Macri y revela a quién votó en 2015.

barrionuevo

Luis Barrionuevo está feliz. Lo dice y se le nota. “Parece un chico”, afirma uno de sus colaboradores antes de la entrevista con Clarín. Tiene 76 años y es el interventor del Partido Justicialista. ¿No es una contradicción que esté en sus manos cuando el peronismo impulsa una renovación? Barrionuevo dice que no, y desafía: “Hoy tengo la posibilidad de reconstruir el partido. Al peronismo lo quisieron matar. Era historia y hoy es futuro. Vamos por el bronce”.

-¿Vio que en las redes sociales se escribe irónicamente que a usted lo puso Durán Barba?

-Eso lo dicen los trolls. Yo no los leo. El testigo será el tiempo. Los candidato de Durán Barba, de Macri y de Peña eran Gioja y Cristina. Nuestro candidato es el peronismo.

-Recuérdeme algo: ¿Usted no votó a Macri en 2015?

-No lo voté. Yo no voté ni a Scioli ni a Macri.

-¿Votó en blanco?

-Soy peronista. Ninguno era opción. La realidad es esa. Y por eso te digo que yo salamente soy funcional al peronismo.

-¿No estaba cercano a Macri en la campaña e incluso en una primera etapa de su gestión?

-Yo tengo parientes que son fanáticos de Boca y lo ayudamos para que sea presidente de Boca. Y en la Ciudad también se trabajó desde el sindicato de gastronómicos para que Macri sea gobierno porque estaba Ibarra, que era el kirchnerismo. Después no.

-¿Cuándo fue la última vez que habló con el Presidente?

-Antes del paro de la CGT. Ahí vino la ruptura. En ese momento necesitábamos hacer una medida de fuerza. No tengo ninguna preocupación de cómo esté Macri conmigo.

-¿Cómo definiría al Gobierno?

-Te lo digo en dos frases. Una: A Macri le iba bien en la política porque no tenía una oposicón enfrente sólida, contundente y creíble, pero ahora la va a tener. Dos: le va pésimamente mal en la economía. Se ha aferrado a un sistema liberal-liberal y yo creo que le está yendo mal. Es como con los boxeadores: necesita cambiar el aire, pero por lo visto se aferra y no quiere cambiar. El final de la contienda tendrá un mal final para él en las elecciones.

-¿Qué piensa de los sectores que quieren que Macri se vaya antes?

-Voy a trabajar a muerte para que termine su mandato. Muchacho: cuanto peor mejor, no.

-¿No ve ninguna mejora en la economía?

-Yo creo que el modelo va directo a chocar. Yo no estudié en Chicago ni en Harvard, ¿me entendés? Pero veo lo que está pasando. Va a chocar con este sistema ultraliberal. Sentido común. ¿Quién puede invertir con la tasa de interés que hay o con esta inflación? Los mismos que eran funcionarios de ellos, como Melconian o Prat Gay, lo dicen en los programas de televisión.

-En el Gobierno, en general, dicen que la herencia fue más pesada de lo que imaginaban...

-¿Cuántos años necesitan para dejar de acordarse del pasado? Nos dijeron que en seis meses se resolvían los problemas y llevan más de dos años. Nos dijeron que la inflación era un chiste que lo arreglaban. Nos dijeron que no iban a tocar el Fútbol para Todos, que iban a terminar con el narcotráfico, con la inseguridad… prometieron pleno empleo. Nada se cumplió. Y los sueldos de los trabajadores se los comen la inflación y los tarifazos. La gente tiene que elegir entre pagar o comer.

-¿Cómo sigue su estrategia para sacar adelante al PJ?

-En noventa días, los tres que hoy estamos al frente (habla de sus compañeros Julio Bárbaro y Carlos Campolongo) vamos a instalar el peronismo del futuro. Estamos convencidos de eso. A partir del día que empezamos a trabajar nos llueven pedidos de todo el país. Deseos, adhesiones... nace una esperanza que se había perdido. Todo eso nos da, a pesar de la edad que tenemos, las ganas de trabajar por los jóvenes.

-Insisto: ¿qué les dice a quienes dicen que usted no puede liderar la renovación?

-Bueno. Mujica hizo una buena presidencia y tiene 76 años. Te lo digo. Berlusconi tampoco era un pibe. A ver: ni yo ni quienes me acompañan vamos a ser candidatos. Vamos por el bronce, por recuperar al peronismo. A nuestro movimiento lo quisieron disfrazar de Frente para la Victoria, de Unidad Ciudadana, de Frente Renovador. Ya está. Vengan al peronismo.

-¿De quiénes habla?

-¡Vengan al peronismo! Si el kirchenrismo quiere competir que venga al peronismo.

-¿Cómo dijo?

-Que vengan al peronismo. Las puertas están abiertas para todos.

-¿Para Cristina también?

-Que venga al peronismo. La que lidera el kirchnerismo es la doctora. Entonces, bueno, si va a ser candidata, si el Senado no trata el desafuero, vendrá con el prontuario a competir. Pero que venga al peronismo. Nosotros no le vamos a cerrar la puerta.

-¿A Massa tampoco?

-No sé. No hablo con él.

-No le creo.

-No hablo. No hablo con nadie. Hablo con Julio Bárbaro, con Campolongo y con la militancia. Y estoy feliz. Hemos encontrado un eco terrible a las ganas de que seamos una alternancia en 2019.

-¿Quién va a ser su candidato a presidente?

-Eso no nos preocupa. Nos preocupa que estén adentro.

-Dígame algún nombre

-Hoy hay candidatos. No puedo hablar de gobernadores… salvo de Urtubey, que deja su provincia y ya ha dicho que sí. Está Massa que está boyando. Está De la Sota. Y no sé si habrá otros. Tal vez hay algún tapado. Pero te repito: todo será dentro del peronismo.

-¿Vuelve la liturgia peronista o ya pasó de moda?

-Quedate tranquilo que los Kirchner llegaron con las fotos de Perón y Evita, aunque después se hayan olvidado. Yo no tengo nada que ver con ellos. Cuando Duhalde me citó a Olivos para decirme que Kirchner iba a ser el candidato yo le dije que no. Y eso que Kirchner estaba esperándolo ahí. Le dije a Duhalde: yo no hablo con él.

-Qué curioso que tanto años después usted impulse que Cristina vuelva al peronismo

-Pero, ¡claro! Si somos democráticos, yo no puedo hacer lo que hacían ellos. Esto es lo que hemos hablado con mis compañeros.

-Lo noto muy optimista. ¿No será demasiado?

-La imagen mala de Macri está hoy entre el 55 y el 60 por ciento. Pierde en un balotaje. El gobierno especulaba con que fuéramos divididos, pero los patitos se van a juntar. ¿Mirá si no voy a ser optimista? Yo entiendo que ahora hay relatores, no sé si son periodistas o qué son… panelistas hay en todos lados y algo tienen que decir. Pero no conocen la profundidad del movimiento más importante de Latinoamérica, que es el peronismo. Cuando arranqué con Menem no teníamos una moneda y terminamos ganando contra todas las estructuras. En esta también vamos a ganar. Vamos a ser gobierno en 2019.

Te puede interesar