En 7 meses, Flagrancia concretó casi 500 sentencias

El sistema dio resultados sumamente positivos en la provincia, dado que los delincuentes atrapados in fraganti son enjuiciados de manera exprés.

robo palos flagrancia

Flagrancia tuvo 100% de efectividad. Hasta el 7 de marzo de 2018, a 7 meses de su funcionamiento, en 141 días hábiles de funcionamiento, arrojó los siguientes resultados:

496 imputados con sentencia
207 en cumplimiento condicional (en suspenso)
106 de cumplimiento efectivo
178 suspensión de juicio a prueba (probation)
5 absoluciones
0 casos resueltos fuera de término


Algunos detalles importantes

Velocidad: juicio más rápido en 6 horas y 49 minutos, mientras que el más lento duró 9 días hasta su finalización.

Condena más grave: 8 años por robo doblemente agravado por uso de arma en banda y en poblado.
Prontuarios: el 57% de las personas sorprendidas y sometidas a Flagrancia registraron frondosos antecedentes y causas abiertas sin resolución.

CISEM 911

El CISEM 911 aportó a 260 causas (56%): 198 a través del 911 y 62 a través de video vigilancia.
Efectividad: en el año 2016 ingresaron con condena al Servicio Penitenciario Provincial 41 internos, y en 2017 fueron 33 internos bajo el sistema tradicional. En los 7 meses de funcionamiento de Flagrancia, 106 internos ingresaron con condena al Servicio Penitenciario Provincial.
¿En qué consiste el sistema de Flagrancia?

En pocas palabras, los delincuentes atrapados in fraganti son enjuiciados de manera exprés, por lo que se evita que se acumulen causas sin resolución. De esa manera, al tener sentencia, si vuelven a cometer hechos ilícitos van a la cárcel y se elimina la llamada "puerta giratoria".

El espíritu de la nueva normativa apunta a que todas las audiencias que se lleven adelante en procesos declarados flagrantes sean multipropósito. Esto quiere decir que no solamente se resuelva sobre la medida coercitiva que pueda pesar sobre el acusado sino que también se analice la posible aplicación de institutos, como ser la suspensión del proceso a prueba o un acuerdo de juicio abreviado para cerrar el caso o bien tomar la decisión de llevarlo a juicio en un término que no puede superar los 40 días.

Cabe destacar que los sistemas procesales actuales tienen como fin la gestión de la conflictividad, alejándose de la cultura del expediente y de la burocracia, para poder resolver de manera mucho más rápida y efectiva los conflictos penales. De esta manera, no sólo se da pronta respuesta al acusado y, consecuentemente, a la víctima sino que además favorece a la descompresión del sistema judicial.

En noviembre pasado se le introdujeron cambios e incorporó más delitos. Uno de ellos fue la usurpación de terrenos o viviendas, por lo que aquellos que sean descubiertos mientras llevan a cabo esa práctica serán detenidos y juzgados rápidamente. Eso no fue lo único, ya que también se agregaron los hechos por tenencia y portación ilegal de arma de uso civil y de guerra. Pero además y fundamentalmente, también quedó agregado el robo agravado con el uso de arma de fuego apta para el disparo, que había quedado fuera de la primera redacción de la norma.

El procedimiento de Flagrancia funciona en toda la provincia, ya que se extendió a la segunda circunscripción.

¿Cómo funciona Flagrancia?

El sistema de Flagrancia está manejado operativamente por un fiscal coordinador que es Daniel Guillén y Fabricio Médici. Junto con los fiscales coordinadores funciona la Unidad de Fiscales. Los fiscales están las 24 horas del día, los fines de semana y en horario nocturno. Los turnos de Flagrancia los hacen los fiscales asignados para flagrancia, como los fiscales Correccionales, de Instrucción y fiscales de Niñez y Adolescencia.

La provincia ha sido dividida en tres regiones y en cada una existe cuatro ayudantes de fiscales, tres ayudantes fiscales trabajan durante el día en horario de 7 a 22 horas y un ayudante fiscal trabaja durante la noche. Existen fiscales todo el día y en cada zona un ayudante  fiscal de turnos.

Cuando un ciudadano concurre a una dependencia policial en esa zona hay un fiscal ayudante fiscal de flagrancia, que es dirigido por un fiscal de flagrancia, quien a su vez está controlado por los fiscales coordinadores.

Hay cuatro defensores  y cuatro ayudantes de la defensa que están predispuestos para atender aquellos que no tienen defensa privada.

Te puede interesar