Diputados dio media sanción a la figura del arrepentido

Fue por amplia mayoría, con 192 votos a favor y 5 en contra. El kichnerismo acompañó el proyecto. La iniciativa prevé reducir penas, aunque no eximir de prisión, a quienes brinden información veraz. DyN
La Cámara de Diputados aprobó hoy con 194 votos a favor y 5 en contra y giró al Senado el proyecto de ley que amplía la figura del arrepentido para los casos de corrupción y se preparaba para comenzar a debatir y votar por la noche la iniciativa sobre extinción de dominio. La iniciativa que incluye el delito de corrupción para la figura del arrepentido (que ya estaba contemplada en el Código Penal para otros delitos) sólo fue rechazada por el Frente de Izquierda, mientras que todos los demás bloques acompañaron la aprobación. El Frente para la Victoria decidió votar a favor del proyecto luego de que el oficialismo aceptara eliminar del proyecto la figura del "colaborador eficaz", según la cual el colaborador podía ser alguien ajeno al proceso penal en cuestión. Durante el debate, la diputada oficialista Gabriela Burgos, que preside la Comisión de Legislación General, puso de relieve que la futura ley "abre la posibilidad de que algunos pactos de silencio sean rotos". Tras recordar que la figura del arrepentido ya que estaba contemplada para delitos como privación ilegítima de la libertad, trata de personas y narcotráfico, entre otros, explicó que el proyecto busca "incorporar otros" delitos, como corrupción, asociación ilícita, prostitución, pornografía infantil y delitos contra el orden económico y financiero. Por su parte, el radical Luis Petri subrayó el objetivo de "lograr que las investigaciones judiciales lleguen a las máximas consecuencias" y aclaró: "No estamos dando un beneficio para que el arrepentido quede libre de culpa y cargo sino otorgando beneficios procesales que no van a ser la posibilidad de eximirse de la pena". Además, sostuvo que no se permitirá "cualquier arrepentido", dado que se acordó que el beneficio no corra para "funcionarios que son sujetos de juicio político en el país", es decir, el Presidente, el vice, los ministros del Poder Ejecutivo y los jueces de la Corte Suprema de Justicia. Por su parte, la diputada del FPV-PJ Diana Conti explicó su desacuerdo con el proyecto pese al acompañamiento general del bloque, al señalar que "el arrepentido es un delincuente que no se arrepiente del hecho delictual, sino que negocia una mejor situación procesal". "No estoy de acuerdo en poner reglas del mercado en el proceso penal, pero no quiero ser una mosca negra en mi bloque por pensar diferente", expresó la diputada para justificar su voto a favor pese a su rechazo a la iniciativa. Una posición similar adoptó Victoria Donda, de Libres del Sur, quien apoyó el proyecto de ley pero sostuvo que "esta ley es sólo una herramienta, no va a terminar con la corrupción". En tanto, la postura del Frente de Izquierda fue expresada por Myriam Bregman, rechazó la iniciativa tras señalar que "esta ley es para que José López salga y se vaya a su casa", en referencia al exsecretario de Obras Públicas que fue detenido mientras trataba de esconder 9 millones de dólares.

Te puede interesar