Narcovalijas en la Embajada de Rusia: "La droga nunca viajó, se cambió por harina"

Nacionales 22/02/2018
La ministra explicó cómo fue el operativo para frustrar el tráfico de cocaína desde la Embajada de Rusia. Secuestraron 389 kilos de droga

patricia-bullrich

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich calificó como "una de las operaciones más complejas y extravagantes" la causa de las narcovalijas en la Embajada de Rusia en el país, por la que detuvieron a un policía de la Ciudad y a un exfuncionario ruso. La causa se abrió en 2016 y se investiga el frustrado tráfico de 389 kilos de cocaína a Rusia distribuidos en 360 paquetes, en valijas diplomáticas.

Después de un gran despliegue en el que hubo escuchas, tareas de inteligencia y un plan para cambiar la droga por harina arrestaron a cinco involucrados: dos en la Argentina y tres en Rusia. Los involucrados son un subinspector de la Policía de la Ciudad y un exfuncionario ruso. Además hay un prófugo que buscan en Alemania.

El alerta que dio origen a esta causa se produjo el 14 de diciembre de 2016, cuando el Ministerio de Seguridad de la Nación recibió un llamado del embajador ruso en la Argentina, que había encontrado 12 valijas diplomáticas con cocaína en el Colegio de la Embajada, en la Ciudad de Buenos Aires. Alertada tras el aviso, la Justicia ordenó las intervenciones telefónicas y las tareas de inteligencia. Además se ideó un plan para hacer caer a los involucrados: cambiaron la droga por harina y les pusieron GPS a las valijas.

"La droga nunca viajó a Rusia, viajó la harina", afirmó. "Creemos que este operativo es importantísimo, la Argentina está a la altura de las circunstancias", celebró la funcionaria, que destacó la coordinación con la Inteligencia rusa. "Trabajamos sin que se filtre nada", dijo la ministra de Seguridad en conferencia de prensa.

Las escuchas telefónicas permitieron conocer que el destino de la droga era Rusia y algunos países de Europa. El tráfico iba a ser bastante simple: las valijas diplomáticas no son sometidas al control de las autoridades aeroportuarias. Igual, los traficantes pusieron pastillas de inodoro para despistar a los perros de la Policía. La maniobra se frustró.

Tres personas fueron detenidas en Rusia y dos en la Argentina: uno de ellos, un subinspector de la Policía de la Ciudad. Este último cayó preso por la madrugada en el Aeropuerto de Ezeiza, donde llegó proveniente de un vuelo de Roma junto a su pareja. Su participación en la organización sería la de introducir la sustancia en la Embajada y también el transporte a Rusia.

La Justicia acreditó que el policía viajó en varias ocasiones a ese país como intercambio de conocimientos con las fuerzas de seguridad de ese país. La causa está a cargo del juez federal Julián Ercolini, junto con el fiscal federal Eduardo Taiano y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad Diego Iglesias.

Te puede interesar