Las dos Coreas retomaron las conversaciones tras dos años sin diálogo

Mundo 09/01/2018
El encuentro fue en Panmunjom la ciudad fronteriza en la que se firmó el alto el fuego de la guerra de Corea. Qué posición tienen los Estados Unidos.

las 2 coreas

En una de las definiciones históricas más importantes en materia de política internacional, la tensión en la península asiática está comenzando a frenarse. Las dos Coreas comenzaron este martes sus primeras reuniones tras más de dos años del congelamiento de sus relaciones, tras la crisis que disparó el régimen norcoreano con las pruebas misilísticas nucleares. La prioridad serán los próximos Juegos Olímpicos de Invierno.

La reunión llegó después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, planteara en su discurso de Año Nuevo la posibilidad de enviar una delegación de deportistas a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en Pyeongchang, en Corea del Sur.

Seúl respondió con una oferta de diálogo y la semana pasada se restableció el "teléfono rojo" intercoreano, tras casi dos años de estar suspendido, apunta la agencia AFP. El encuentro será en Panmunjom, la ciudad fronteriza en la que se firmó el alto el fuego de la guerra de Corea (1950-1953), en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide la península.

Poco antes de que los cinco miembros de la delegación surcoreana partieran hacia Panmunjom, el ministro de Unificación, Cho Myung-Gyun, afirmó que las dos partes intentarán ponerse de acuerdo en la participación del Norte en los Juegos de Pyeongchang, pero que en la agenda también están previstos otros temas. "Hoy abordaremos la participación de Corea del Norte en las Olimpiadas y Paralimpiadas de Pyeongchang, y también la cuestión de la mejora de las relaciones intercoreanas", afirmó a la prensa Cho, quien lidera la delegación surcoreana.

Una de las principales cuestiones a abordar será si los deportistas de las dos Coreas hacen una aparición conjunta en las ceremonias de apertura y clausura, como ocurrió en Sidney-2000, Atenas-2004 y en los Juegos de Invierno de Turín-2006. También se tratará la composición de la delegación norcoreana y su hospedaje, que se espera lo pague Seúl.

Las negociaciones deportivas no son las únicas que podrían traer este acercamiento histórico. Corea del Norte probablemente querrá debatir el fin permanente de los entrenamientos militares anuales entre el Sur y Estados Unidos, que tiene un pie en esa región. Washington y Seúl acordaron la semana pasada posponer los ejercicios de este año hasta después de los Juegos, en un intento de calmar los ánimos, a pesar de la crispación que generó Donald Trump con los amenazantes tuits que escribió contra Kim Jong-un luego de la provocación del norcoreano.

Te puede interesar