La industria cayó 3,6% en mayo y no se recupera

El rojo del sector se extiende desde junio del año pasado y el escenario no cambiará en el corto plazo. Cómo afecta la restricción en el suministro de gas.
La fase recesiva para la actividad industrial se prolonga. El sector cayó un 3,6% interanual en mayo y en los primeros cinco meses del año acumula un descenso del 1,9% contra el mismo período de 2015, según el índice Industrial que calcula la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL). El sector había cerrado el 2015 con una caída del 0,1%, y el rojo se prolonga desde junio del año pasado: casi un año completo. "Las perspectivas de corto plazo no muestran un cambio. La restricción en el suministro de gas afecta actividades puntuales impulsando a empresas a adelantar paradas técnicas y en otros casos a demorar el inicio de los procesos", especificó el informe. El estudio analizó nueve sectores industriales, y la mayoría terminó en caída en lo que va de 2016. Con todo, la industria automotriz lideró el descenso, con una caída del 12,5 por ciento. La producción de autos cayó un 10% en mayo, período en el que las terminales fabricaron 39.768 unidades. ¿Por qué los autos son los grandes perdedores en la industria? La Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), que agrupa a las 11 empresas más importantes del sector, estimó una caída de las exportaciones de vehículos. Ocho de cada 10 autos que la Argentina vende al mundo tienen a Brasil como destino, y la recesión económica del país vecino afecta directamente al sector. Los otros sectores con fuertes caídas fueron la siderurgia (-10,9%) y los cigarrillos (-9,2%). Por la caída en el consumo, la industria tabacalera tuvo que dar marcha atrás con parte de los aumentos de hasta un 60% a principio de mayo. A su vez, la metalmecánica cayó un 7% en los primeros cinco meses contra el mismo período de 2015. Sólo tres sectores registran un crecimiento de la producción: Insumos Químicos y Plásticos (6%), Alimentos y Bebidas (3,3%) e insumos textiles, que avanzó un 1,3% interanual entre enero y mayo. El camino hacia delante En términos desestacionalizados, el IPI de mayo registró una caída de 2,2% con respecto a abril. Pero esta recesión no es una novedad, y lo que más preocupa es que no se ve una salida durante este año. Entre mayo de 2013 y diciembre de 2014, el país experimentó 20 meses consecutivos de recesión en la industria. Este período fue seguido de una leve recuperación o "respiro" en la primera parte del año pasado, para luego entrar nuevamente en un período recesivo. Aunque la industria prevé un 2017 de mayor crecimiento, los analistas alertan sobre cambios de fondo para que una futura recuperación no se convierta en un mero rebote. En primer lugar, los empresarios reclaman un cambio de precios relativos. La mejora de la productividad también integra la lista de necesidades urgentes, sobre todo luego de la suba de tarifas de luz, gas y agua en las empresas. Por último, la otra queja del sector es el elevado costo laboral unitario, que requiere una revisión de fondo en el sistema tributario y regulatorio.

Te puede interesar