El allanamiento en la Pu Lof dio negativo y liberaron a la mujer mapuche

Duró más de 10 horas y no encontraron indicios de que Maldonado se haya ahogado en el río Chubut. Tras ser aprehendida por resistencia a la autoridad, Elizabeth Loncopan recuperó la libertad
detenida allanamiento tierra mapuche

Elizabeth Loncopan, hasta el momento la única detenida en los 49 días que lleva la investigación sobre la desaparición de Santiago Maldonado, fue finalmente liberada, después de estar varias horas detenida en la comisaría de la mujer de Esquel, Chubut, a 80 kilómetros de su vivienda, ubicada en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, territorio ocupado por los mapuches dentro de la propiedad de Luciano Benetton. Mientras ella estaba tras las rejas, un allanamiento se desataba en los terrenos que donde vive, que son los mismos donde se vio por última vez a Santiago Maldonado. Después de 12 horas de rastrillaje el resultado dio negativo. Según las fuentes del caso consultadas por este medio no se encontraron pruebas que den cuenta que el artesano y tatuador de 28 años pudo haberse ahogado en el río Chubut ni que alguien lo haya enterrado por ahí.

Los cerca de 150 agentes federales no encontraron restos o indicios del joven desaparecido ni en la tierra ni en el río ni dentro de alguna casilla de la comunidad. Tampoco encontraron la mochila que llevaba Maldonado hasta el 1º de agosto, pero sí algunas prendas que pudo haber usado (los mapuches que viven allí, integrantes del Movimiento Autónomo del Puel Mapu, se cambian las ropas para no ser identificados).

Loncopan, de 31 años, había sido apresada por orden del juez federal Guido Otranto durante el allanamiento de este lunes dentro de la comunidad mapuche. Según contaron voceros de la Pu Lof, la mujer fue detenida a las 9.30 y liberada pasadas las 19.30. Estuvo mas de 10 horas aprehendida por el delito de "resistencia a la autoridad", que según el Código Penal prevé penas de entre 15 días y un año de prisión.

"Iban a buscar elementos y terminan con mi detención", fue lo poco que dijo Loncopan a la prensa local cuando la estaban llevando al calabozo de la comisaría de Esquel que, paradójicamente, está decorada con un cuadro del pintor Juan Manuel Blanes, hecho en 1879, titulado "Operación militar en la expedición del Río Negro al mando del general Julio A. Roca". Para los mapuches, aquel operativo de hace casi 150 años fue el principio del fin de su pueblo.

Según pudo averiguar este medio, un agente de la Policía Federal reconoció a Elizabeth durante el allanamiento del lunes. Según él la mujer se había negado a que entraran a su casilla durante el operativo que Otranto activó el 16 de agosto, dos semanas después de la desaparición de Maldonado, en búsqueda de pruebas.

"Tiene marcas de los precintos en sus muñecas y está cansada, pero está bien", contó Andrea Millañanco, vocera de la Pu Lof y pareja de una de las autoridades de la comunidad, el lonko Facundo Jones Huala, detenido en Esquel desde el 28 de junio pasado por haber incendiado una casilla de un campo en Valdivia, Chile, aunque había sido liberado. Consultada por el resultado del allanamiento del lunes, dijo: "No sabemos nada todavía, yo estoy en Esquel porque cortaron la ruta 40 y no nos dejaron pasar".

Sobre su detención, Loncopan contó al sitio Cosecha Roja: "A las 7.30 de la mañana entraron a la casa donde me encontraba. En ese momento, llegó un agente de la Policía Federal, García Gastón, habló conmigo un rato y salió afuera a hacer una comunicación. Ahí lo escuché decir: 'esta es la mujer que increpó al juez Guido Otranto en el último rastrillaje', que sería el del 15 de agosto".

"Unos 20 minutos después, bajó el subcomisario Velázquez y me dijo que estaba detenida. Me quiso identificar, yo me negué, y recién ahí me mostraron el oficio por el que habían llegado al lugar. Decía que tenían que entrar a las casas para buscar las prendas, que iban a entrar con los perros al territorio para rastrillar otra vez. En ningún momento decían que tenían que detener ni demorar a ninguna persona", agregó Loncopan.

Según denunció Millañanco el operativo ordenado por Otranto implicó la reducción con precintos de los mapuches que estaban en la comunidad, "unos seis o siete porque el resto se fue antes".

"En el operativo rompieron las casas de nuevo, los lamien (hermanos y hermanas, en mapuche) estuvieron con precintos desde las siete de la mañana hasta que concluyó. Ella pasó por la comisaría de la policía provincial y luego de la mujer. La detienen por resistencia, eso le adjudican, pero un oficial del operativo la reconoce como una persona que estuvo en el operativo anterior y tuvo un intercambio de palabras con el juez", explicó Millañanco, quien denunció que en la sede policial a Loncopan "no le dieron absolutamente nada, no le dieron ni un vaso de agua, al baño tenia que ir con los precintos, le acercamos algo para comer a las cuatro de la tarde y cuando se acercó la abogada no la dejaron tener comunicación en privado".

Millañanco iba a declarar este lunes como testigo ante el juez Otranto. Ella fue quien el 1º de agosto a la tarde recibió un llamado en el que le comunicaban que habían perdido a un "cumpa", como los mapuches les dicen a los blancos que acompañan su reclamo por las tierras ancestrales. "A las 7.20 nos avisan que se suspendía la declaración porque el juez iba a la Pu Lof", explicó.

"Creo que el juez está siendo muy presionado para dar declaraciones inconsistentes y que no tienen peso", opinó la pareja de Jones Huala, quien consideró un "disparate" las declaraciones de Otranto al diario La Nación sobre que Maldonado podría haber muerto ahogado en el río Chubut. "Me parece un disparate lo que dijo y cómo viene llevando la investigación, es el tercer allanamiento en la Pu Lof en resistencia. Este rastrillaje no originó ningún resultado positivo y el primero dio el resultado de los canes, que coincide con lo que declararon los miembros de la comunidad", comentó y dio detalles sobre las características del río. "La profundidad del río no es mucha, esa parte no es correntosa. Santiago no cayó en el río, se lo llevó Gendarmería, pero si hubiera sido como dice el juez, el río lo hubiera expulsado. No considero esa hipótesis".

Otranto ordenó para este lunes un rastrillaje con 150 agentes de la Policía Federal, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria, dos helicópteros y drones. La búsqueda se dio principalmente en las márgenes del río pero sin éxito. Mañana, martes 19 de septiembre, se cumplirán 50 días sin saber dónde está Santiago Maldonado.

Te puede interesar