San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

Detuvieron al alcalde de Río de Janeiro por un caso de coimas

Está a nueve días de terminar su mandato. Antes de ingresar a la comisaría, Marcelo Crivella dijo ser el funcionario que “más combatió la corrupción”.

Mundo

crivella-1024x585

El alcalde de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella, fue detenido este martes por la mañana en el marco de una investigación sobre un supuesto esquema de coimas en la municipalidad de la capital carioca, indicó la Fiscalía.

Según imágenes mostradas por el canal GloboNews, Crivella, que está a nueve días de terminar su mandato, fue detenido por la Policía Civil junto con la Fiscalía del estado antes de las 6 en su casa del acomodado barrio de la Barra de Tijuca y trasladado a las dependencias policiales para prestar declaración.

Antes de ingresar en la comisaría, Crivella dijo a los periodistas: “Fui el alcalde que más actuó contra la corrupción en Río de Janeiro. Pido justicia”.

En ese mismo operativo fueron detenidas otras personas, entre ellas el comisario jubilado Fernando Moraes y el empresario Rafael Alves, a quien se acusa de ser el jefe del esquema. Es el hermano de Marcelo Alves, expresidente de agencia municipal de turismo Riotur.

También fue detenido Mauro Macedo, extesorero de la campaña de Crivella y primo de Emir Macedo, el fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD, neopentecostal), de quien Crivella es sobrino.

La denuncia de un cambista que hizo caer al alcalde

Según indicó G1, la investigación comenzó en 2018 con la denuncia del cambista Sergio Mizrahy, que admitió ser responsable de lavado de dinero de lo que los investigadores denominan una organización criminal que operaba dentro de la alcaldía. Según explicó, empresas que querían cerrar contratos con Riotur daban cheques al empresario Rafael Alves.

En algunos mensajes interceptados durante las investigaciones, Rafael Alves llegó a decir que hizo que su hermano se convirtiera en presidente de Riotur. Además, afirmó tener la “lapicera”, es decir ser quien daba órdenes en la alcaldía de Río, podía nombrar a quien quisiera en distintos cargos y elegir qué empresas harían contratos con el municipio.

Crivella y Rafael Alves fueron vistos caminando juntos numerosas veces cerca del condominio donde vive el alcalde. También intercambiaban muchos mensajes y llamadas, afirmaron fuentes judiciales de la Operación Hades a G1.

Una gestión polémica que mezclaba política y religión

Crivella, que también es obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios, es un fuerte aliado del presidente Jair Bolsonaro en Río de Janeiro y uno de los principales líderes en esa ciudad del partido Republicanos, al que están afiliados dos de los hijos del mandatario que actúan en política.

El alcalde de la cidade maravilhosa termina así de la peor manera un mandato marcado por innumerables polémicas, dado que el 1 de enero cederá el cargo a Eduardo Paes (MDB, centro-derecha), quien lo derrotó en las elecciones de noviembre por más de 30 puntos de ventaja (64% a 36%).

Irónicamente, durante la campaña, Crivella insistió en que Paes iría a la cárcel por supuestos hechos de corrupción.

Durante todo su mandato, el alcalde de 63 años, fue objeto de varios procedimientos de destitución por su mala gestión y fue acusado de mezclar política y religión y de favorecer a los miembros de su iglesia.

En julio de 2018, según el diario O Globo, habría prometido durante un encuentro con pastores evangélicos que los fieles de la IURD tendrían prioridad para ser operados de cataratas en clínicas municipales.

En abril de 2020, Crivella ordenó instalar un aparato de tomografía en el estacionamiento de la Iglesia Universal en la Rocinha, la favela más grande de Río.

Además, la fiscalía abrió recientemente una investigación por presunto uso de la Iglesia Universal del Reino de Dios para lavar dinero procedente de la corrupción.

BEAT HORIZONTAL

Te puede interesar

MEXKLR5LVFCMJND5UVVZUA73HQ

"Belleza Americana": una mujer envenenó a su marido y lo cubrió con pétalos de rosas

Mundo

Kristin Rossum tenía 24 años, era rica y hermosa, se había recibido de toxicóloga, y estaba casada con un joven brillante. Pero la vida perfecta era solo una apariencia: adicta a las metanfetaminas, vivía una relación clandestina con su jefe en el departamento de médicos forenses de San Diego, y se sentía atrapada en su matrimonio “como un pájaro en una jaula”. Las drogas que se robó del laboratorio para preparar el crimen perfecto, cómo armó la escena para que pareciera un suicidio.

publicidades.imagen.92cffb0f4d3858d6.696d6167656e2e676966

Boletín de noticias