San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo San Juan Hoy - Noticias de la provincia, el país y el mundo

Abrir los ojos frente al amor de dos papás

Julio y Juan adoptaron a Camilo, quien nació con hidrocefalia. Fue amor a primera vista. En el Día del Padre, te contamos su historia.

Destacada 21 de junio de 2020

Screenshot_20200621-105258~2

Julio y Juan están juntos hace casi 19 años. Se conocieron en 2001 en San Rafael, Mendoza. En 2002 se pusieron de novios y después, se mudaron a San Luis por trabajo y empezaron a convivir. Allí se casaron hace ocho años y enseguida tuvieron la idea de convertirse en padres. “Después del casamiento presentamos los papeles en el RUAGA (Registro Único de Aspirantes a Guarda con fines de Adopción).

"El 6 de diciembre de 2017 conseguimos el apto y al cabo de 364 días nos llamaron para contarnos que había nacido Camilo”. Ambos recuerdan ese llamado.

Del otro lado del teléfono les informaban que había un bebé en estado de adoptabilidad que tenía una hidrocefalia.

”Fue el martes 4 de diciembre de 2018. La doctora Natalia Torres nos contó que había nacido un bebé y que si estábamos interesados en ser sus papás, nos daba media hora para decidir. Nosotros dijimos que sí y fuimos al juzgado a completar los papeles”, relata la pareja.

Después de firmar la guarda con fines adoptivos, se trasladaron hasta la maternidad Teresita Baigorria para conocerlo. Cada vez que Juan cuenta esta parte de la historia, se emociona. Esta vez no fue la excepción: "Camilo tenía seis horas de nacido. Se nos acercó el pediatra y nos dijo que no abría los ojos por una secuela de la hidrocefalia. Yo lo tenía en el pecho y cuando se lo paso a Julio los abre y suspira muy fuerte. Era la primera vez que los médicos lo veían con los ojitos abiertos. Ahí comenzó nuestra historia tan fuerte y tan hermosa”.

Ese mismo día les dieron los detalles sobre la salud del bebé que más tarde fue trasladado a una habitación común. “Gracias a dios la hidrocefalia se solucionó de una forma natural y no fue necesaria ninguna intervención”, indicaron.

Hoy Camilo tiene 18 meses y según cuentan estos papás que forman parte de Familias Argentinas Diversas, no tiene ninguna secuela salvo un pequeño retraso motriz en la marcha. “Es un chico totalmente normal. Sus funciones cognitivas son impecables, los médicos nos dicen que es casi inexplicable. Nosotros creemos que es el amor, que resuelve muchas cosas”.

Para ellos es importante resaltar que muchas parejas que estaban antes de ellos, les asustó un poco recibir a un bebé con un patología de cerebro como la que tenía Camilo. "Para nosotros era nuestro bebé, elegimos su nombre y nos pasó lo mejor del mundo que fue conocer a nuestro hijo", afirman.

BEAT HORIZONTAL

Te puede interesar

publicidades.imagen.92cffb0f4d3858d6.696d6167656e2e676966

Lo más visto

abuelos rivadavia

Boletín de noticias