ONU le pidió a sus funcionarios que no usen WhatsApp por considerarlo inseguro

La medida se conoce tras la divulgación de informes que aseguran que el teléfono de Jeff Bezos fue hackeado con un simple video enviado a través del mensajero.

whatsapp-3-974x550
whatsapp-3-974x550

“Los altos funcionarios de la ONU han recibido instrucciones de no usar WhatsApp”, dijo a la agencia Reuters el vocero de aquel organismo, Farhan Haq, consultado por posibles comunicaciones a través de ese mensajero entre el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y Mohammed bin Salman, el heredero a la corona de Arabia Saudita.

El príncipe saudí es uno de los protagonistas de un informe recientemente publicado en The Guardian que causó revuelo internacional. Según pericias que cita el periódico británico, bin Salman hackeó el teléfono de Jeff Bezos enviándole un video infectado a través de WhatsApp.

La trama incluye crímenes, acusaciones cruzadas y desmentidas. El estadounidense y el saudí habían mantenido vínculos en el pasado. Después del hackeo ocurrido en 2018, The Enquirer (publicación que tiene amistades en Arabia Saudita, según fuentes cercanas a Bezos) divulgó conversaciones entre el empresario de 56 años y Lauren Sánchez que dieron cuenta de una relación extramatrimonial y derivaron en un multimillonario divorcio.

Mientras desde aquel país aseguran que bin Salman no participó en el ataque al celular de Bezos y la ONU pide nuevas investigaciones en este caso; las esquirlas del informe llegan lejos y afectan a WhastApp. Según Haq, el mensajero “no es compatible con mecanismos seguros”.

La respuesta de WhatsApp

Desde Facebook, dueño del mensajero, salieron al cruce de las declaraciones provenientes del riñón de la ONU.

“Cada mensaje privado está protegido por un cifrado de extremo a extremo para evitar que WhatsApp u otros vean chats. La tecnología de cifrado que desarrollamos con Signal es muy apreciada por los expertos en seguridad y sigue siendo la mejor disponible para las personas de todo el mundo”, comentaron.

En el pasado WhatsApp recibió fuertes críticas por su laxitud en términos de seguridad, especialmente en tiempos en lo que Facebook también se vio envuelto en polémicas relacionadas a sus políticas de privacidad.

Una de las acusaciones más potentes fue realizada por Pavel Durov, uno de los fundadores de Telegram, una app de mensajería que compite con la propuesta de Facebook. Hace un tiempo aseguró que “WhatsApp nunca será seguro” y que “todos los problemas de seguridad (de la app) son apropiados para la vigilancia”.

Las declaraciones de Durov se divulgaron días después de una brecha de seguridad en el mensajero que usan más de 1.500 millones de personas en el mundo.

“No me extraña que a los dictadores les guste WhatsApp”, soltó con dureza el empresario de origen ruso, asegurando que el bajo nivel de seguridad esconde intenciones de la empresa que dirige Mark Zuckerberg. “La inseguridad de la app les permite espiar a su propia gente”, señaló y concluyó: “A diferencia de Telegram, WhatsApp no es de código abierto, por lo que un investigador de seguridad no puede comprobar fácilmente si hay puertas traseras”.

Consultado por New York Times, Oded Vanunu, un experto en seguridad especializado en servicios de mensajería, opinó que “WhatsApp se toma muy en serio la seguridad en comparación con otros” y que “cada aplicación tiene vulnerabilidades que pueden explotarse, de alguna manera”.

Te puede interesar