Las fuerzas del régimen iraní reprimieron las masivas protestas en Teherán

Mundo 12 de enero de 2020
Miles de personas salieron a las calles en todo el país, pero principalmente en la capital, indignados por el accionar de la Guardia Revolucionaria, que derribó el avión comercial ucraniano con 176 personas a bordo

PROTESTAS IRAN REGIMEN

Policías antimotines de irán, efectivos de la Guardia Revolucionaria y agentes de civil reprimieronn las manifestación contra las autoridades en Teherán. Según los reportes de las redes sociales, las fuerzas del régimen lanzaron gases lacrimógenos y dispararon balas de goma contra las multitudinarias concentraciones, que si bien se producen en todo el país, se concentran en la capital del país y están lideradas por los estudiantes.

Las manifestaciones contra el ayatollah Khamenei y su régimen continúan en Irán. El sábado, cuando la población se enteró que la Guardia revolucionaria había derribado el avión comercial de Ucrania con 176 personas a bordo, la mayoría iraníes, convirtió las vigilias por las víctimas en masivas protestas. Indignados, hoy se autoconvocaron en varias ciudades del país.

Natalie Amiri, jefa de la oficina de Irán de la Televisión Alemana ARD, informó en su cuenta de Twitter sobre el brutal accionar de las fuerzas del régimen. “Y otra vez se usa gas lacrimógeno contra los manifestantes en Teherán”, escribió y acompañó su mensaje con un video.

Las fuerzas de seguridad iraníes hicieron este domingo un gran despliegue en la capital del país con el objetivo de frenar las protestas. Policías antimotines con ropas negras y cascos se congregaron en la Plaza de Vali-e Asr, en la Universidad de Teherán y otros lugares emblemáticos. Miembros de la Guardia Revolucionaria patrullaban en motocicletas y agentes de paisano recorrían la ciudad.

Es que cada vez hay más iraníes manifestándose en las calles del país expresando su indignación por el derribo del avión y las explicaciones engañosas de las autoridades ofrecidas tras la tragedia. También han expresado su duelo por los fallecidos, entre los que había muchos jóvenes con futuros prometedores que estudiaban en el extranjero.

“Incluso hablar de ello hace que se me acelere el corazón y me entristece”, dijo Zahra Razeghi, residente en Teherán. “Me avergüenzo cuando pienso en sus familias”. “La negación y ocultar la verdad en los últimos tres días agravaron mucho el sufrimiento y el dolor de las familias y el mío”, añadió la mujer.

Un hombre que solo se identificó como Saeed dijo que los medios, en su gran mayoría dependientes del estado, ocultaron la causa del siniestro por “motivos políticos”. “Acontecimientos posteriores cambiaron el panorama y tuvieron que decir la verdad”, añadió.

Cientos de estudiantes se reunieron el domingo en la Universidad Shahid Beheshti para recordar a las víctimas y protestar contra las autoridades por ocultar la causa del choque, según la agencia de noticias semioficial ISNA. Más tarde se dispersaron de forma pacífica. Allí, en un gesto de ruptura con la narrativa del régimen, evitaron pisotear las banderas de EEUU e Israel pintadas en piso.

Por su parte, los medios iraníes se centraron en la admisión de responsabilidad por el siniestro y varios periódicos pidieron las disculpas y dimisiones de los responsables.

“Un cielo lleno de tristeza”, decía en su portada el conservador diario Vatan-e Emrouz, mientras que el periódico Hamshahri tituló “Vergüenza”, y el diario IRAN optó por “Imperdonable” como titular de portada.

Mehdi Karroubi, un activista opositor que estaba bajo arresto domiciliario, criticó a Khamenei. “Usted, como comandante en jefe de las fuerzas armadas, es responsable directo de esto”, dijo en un comunicado. “Por favor, díganos, ¿era consciente de este desastre el miércoles por la mañana? ¿O se enteró el viernes, como afirman sus medios afines?”.

“Si lo sabía y dejó que el Ejército y las autoridades de seguridad engañaran a la gente, entonces no hay duda de que usted carece de los atributos de liderazgo constitucional”, añadió.

Las críticas al líder supremo están penadas con hasta dos años de prisión.

Te puede interesar