Maduro quiere terminar de construir dos buques en un astillero argentino

Política 04 de noviembre de 2019
Desde Cuba, el presidente venezolano envió un mensaje a Alberto Fernández. Quiere terminar dos buques en el astillero Río Santiago, según lo acordado entre Hugo Chávez y Néstor Kirchner en 2005.

maduro cuba

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, celebró el triunfo de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires y aseguró que su país está "listo" para invertir y terminar los buques de la petrolera Pdvsa que se construyen en el astillero bonaerense Río Santiago desde hace años.

Maduro, que se mantiene en el poder a pesar del colapso económico y acusado de corrupción y violaciones de los derechos humanos, no ofreció detalles ni de la cantidad de dinero, ni de la fecha estimada de entrega de los fondos.

Sugirió que espera una mejoría de las relaciones entre ambos países con la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada y de Kicillof a la gobernación de Buenos Aires. "Llegaron buenos y mejores aires", dijo.

En ese marco, el mandatario venezolano acusó a Mauricio Macri de "sabotear" la finalización de los buques. "Macri, que nos odia y nos tiene miedo a la vez, paró todo. Lo saboteó", dijo Maduro en una discurso en un encuentro de izquierda en Cuba.

"Hay un nuevo gobernador en esa provincia. Hay un nuevo presidente. Yo les digo a ustedes: Venezuela tiene los recursos y está lista para invertir y terminar estos dos buques", agregó.

Maduro dijo que recibió información actual de los dos barcos tras una reunión con líderes sindicales del astillero Río Santiago en un restaurante el fin de semana en La Habana, en medio de un encuentro "antiimperialista".

La entrega de los barcos se retrasó antes de que Macri asumiera el poder en diciembre de 2015. Los fallecidos expresidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner firmaron por primera vez un acuerdo para construir los petroleros en 2005. Uno de los tanqueros, Eva Perón, un Aframax mediano, se anunció oficialmente en 2012, pero ninguno se ha entregado debido a demoras en la construcción y falta de fondos.

Pdvsa, golpeada por el derrumbe de su producción y por las sanciones estadounidenses para lograr la salida del cargo de Maduro, está urgida de nuevos tanqueros, después de perder buena parte de su flota por retrasos en los pagos.

Te puede interesar