Iglesia: un panadero pudo salvar su brazo gracias al protocolo de vuelos sanitarios

Locales 04 de noviembre de 2019 Por
Siguiendo la correcta activación de la aeroevacuación, el hombre pudo salvarse luego de un accidente laboral.

salud publica

La vida de un panadero iglesiado podría haber terminado en tragedia: en medio de su labor diaria, se le atascó un brazo en la sobadora de masa y en pocos minutos, su extremidad perdió circulación, color, presión y sensibilidad.

Un enfermero de la guardia del hospital Dr. Tomás Perón, de Rodeo, llegó al lugar del accidente y desde el mismo lugar se comunicó con el Dr. Matías Espejo, subsecretario de Medicina Preventiva, y de esta forma se activó el protocolo de aeroevacuación que tiene el ministerio de Salud Pública. Mientras el enfermero seguía las instrucciones de asistencia al paciente, desde el hangar de la Dirección Provincial de Aeronáutica, el helicóptero Bell 429 comenzaba a hacer girar sus aspas.

aeroevacuación

El protocolo supone la participación de diversas figuras y entes: profesionales de la salud, pilotos de aeronaves, Policía de San Juan, Dirección de Protección Civil, ambulancias del 107 y mecánicos de la DPA.

Una vez que el helicóptero aterrizara en Rodeo la médica terapista, Dra. Daniela Espejo recibió al paciente, ya estabilizado y listo para poder ser trasladado a la Ciudad. Luego de un vuelo de 32 minutos, el helicóptero se posó en el helipunto del hospital Dr. Guillermo Rawson. Allí aguardaban un traumatólogo y un cirujano vascular.

Al iglesiano se le brindó el tratamiento específico y el mismo no perderá su brazo y se encuentra recuperándose de manera satisfactoria gracias a los especialistas. 

Te puede interesar