Polémica: Concejal pidió jubilarse a los 38 años porque el estrés le agravó una enfermedad

Política 09 de octubre de 2019
Gabriel D’Amico inició los trámites en ANSES y aseguró que ser funcionario repercutió en su salud. “Soy un concejal incomprable, he presentado más de 150 proyectos, no soy ‘ñoqui’ ni corrupto”, declaró

gabriel damico

A Gabriel Antonino D’Amico le faltan dos meses para culminar su mandato como concejal de la Capital. Con 38 años, el edil de Cambiemos es noticia tras haber iniciado los trámites en la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) para jubilarse. 

El motivo que expuso en el requerimiento causó indignación y la noticia comenzó a viralizarse rápidamente en redes sociales.

El abogado argumentó tener un largo historial de enfermedades que se han visto potenciadas por el “estrés que sufre desde que es funcionario público”. Si el trámite resultara favorable para él, al ser concejal gozará de una pensión por discapacidad.

"La enfermedad fue aumentando progresivamente y el estrés de ser concejal opositor tuvo mucho que ver”, sostuvo D’Amico. Y agregó: “Tengo que repetir los estudios y luego ellos evaluarán si supero el 66% de discapacidad. Recién ahí será ANSES quien define el porcentaje que cobraré de jubilación”.

El concejal es hijo de Antonino D’Amico, líder del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM). 

Fue electo en 2015 por “Juntos por San Juan” para ser miembro del Consejo Deliberante en la Capital. Es su primer mandato como funcionario público.

D’Amico Padece colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria del colon y del recto. Admitió que le produjo hemorragias, úlceras, pérdida de peso y anemia. Además, relató que tiene un marcapasos por una patología cardíaca, trombosis y alta miopía.

El edil afirmó que su último recibo de sueldo fue de $139 mil netos. “No es cierto lo que se dice que me voy a jubilar con el 80%, eso lo define ANSES tras una evaluación muy exhaustiva”, completó.

D’Amico inició el trámite en la ANSES de San Juan el 17 de septiembre último, a tres eses de finalizar su mandato como concejal. Ahora espera el examen médico que comprobará o no el largo historial de enfermedades que precisó sufrir y se vieron potenciadas por el estrés que le alegó a su rol como funcionario público.

"Yo siempre oponiéndome a los privilegios, soy un concejal incomprable, he presentado más de 150 proyectos, no soy ‘ñoqui’ ni corrupto y eso me genera pagar el costo de la persecución del poder político de turno”.

“El tratamiento convencional ya no es suficiente, se me ha intensificado la dosis del medicamento que es un tratamiento venoso que un enfermero aplica cada cuatro semanas en mi domicilio. La enfermedad origina úlceras en el intestino, sangrado, sufro hasta 16 deposiciones diarias con sangrado, es una de las más severas que hay. He tenido dos episodios de trombosis y estoy anticoagulado. También problemas cardíacos, se me paraban hasta tres segundos los latidos por lo que tengo marcapasos. Además, miopía y astigmatismo que generan menos 16 de graduación que es muy alta. Todo está corroborado. La comisión 26 realizará los mismos estudios”, concluyó D’Amico.

Te puede interesar