Cristina volvió a pedir autorización para viajar a Cuba para ver a su hija Florencia

Política 27 de septiembre de 2019
Partirá el sábado rumbo a la isla. La solicitud es sorpresiva ya que iba a encabezar un acto en Salta. Se quedará hasta el 7 de octubre.

cristina florencia

Cristina Kirchner pidió este viernes autorización a la Justicia para volver a viajar a Cuba para visitar a su hija Florencia, que se encuentra en la isla desde marzo, bajo tratamiento médico. Según la presentación, la ex mandataria partirá el sábado y permanecerá en La Habana hasta el 7 de octubre.

La noticia es sorpresiva ya que este sábado, la candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos iba a presentar su libro "Sinceramente" en Salta, en el Polideportivo Delmi, en el que se esperan cerca de 10 mil personas. Según pudo confirmar Clarín, este acto ya fue reprogramado. 

Cristina había viajado a Cuba el pasado 11 de septiembre, en un viaje que también resultó sorpresivo y que generó varias especulaciones respecto a un posible agravamiento en el estado de salud de su hija, que luego fueron desmentidas desde el Instituto Patria, búnker de la ex mandataria.

El itinerario original de ese último viaje indicaba que regresaría el domingo 15, pero finalmente se extendió hasta el viernes 20, cuando la actual senadora regresó al país. Al día siguiente, encabezó la presentación de su libro en La Matanza.

El nuevo pedido fue presentando ante el Tribunal Oral Federal 2, que tiene a su cargo la causa por la obra pública (y que ya la autorizó) y ante el 7, que aún no se expidió.

En su autorización, el TOF le advierte al abogado de la ex mandataria, Carlos Beraldi, que "en lo sucesivo, deberá dar aviso con mayor anticipación" de sus viajes.

"Lo de Florencia fue una cosa muy dura. Es una cosa muy dura todavía para mí. Porque además no esta él, que era su padre, y yo me siento responsable", dijo días atrás Cristina durante un acto que encabezó en La Plata.

Florencia está en La Habana desde marzo, a donde había ido para realizar un curso de cine que ni siquiera pudo empezar. Allí quedó varada tras una descompensación general y no tiene fecha de regreso.

Florencia tiene un cuadro complejo, aseguraron fuentes consultadas por Clarín. Además del linfedema, que le genera una fuerte hinchazón en las piernas, sufre un cuadro de depresión. "Es lo suficientemente importante como para que esté en Cuba alejada de su familia y de su hija", describen quienes conocen de primera mano los detalles de su salud.

Además, durante los primeros meses en Cuba sufrió ataques de angustia y tuvo que ser tratada por desórdenes en la alimentación.

Te puede interesar