Extienden plazos de pago de deuda y renegociarán con el FMI

Política 29 de agosto de 2019
Hernán Lacunza se comprometió a asistir al Legislativo y empezó los contactos con los técnicos de la oposición.

el-ministro-de-hacienda-argentino___RgUmCIE8H_1256x620__1

Mauricio Macri firmará en las próximas horas el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para habilitar la postergación de los vencimientos títulos de corto plazo (Letes, Leliqs y Lecap) que anunció el ministro de Hacienda Hernán Lacunza. La medida entrará en vigor desde este viernes, cuando se publique en el Boletín Oficial. Oportunamente lo podría tratar la Comisión Bicameral del Congreso.

Además, el Ejecutivo enviará en los próximos días al Palacio Legislativo el proyecto para habilitar la refinanciación de deuda emitida en pesos bajo legislación argentina. El mismo ingresaría por el Senado, según confirmaron fuentes del ministerio de Hacienda.

En rigor, el proyecto podría ingresar por cualquiera de las dos cámaras, pero en el Ejecutivo estiman que la Cámara Alta es un ámbito más sereno para discutir ese tipo de medidas. “Es casi imposible que se envíe esta semana”, se sinceraron en el oficialismo. La conveniencia cuál es la Cámara conveniente se discutirá en la reunión de Gabinete que el Presidente encabezará este jueves en la Casa Rosada, con la presencia de los jefes parlamentarios. 

Macri mantuvo este miércoles en Olivos con los representantes del oficialismo en el Senado a los que les adelantó la medida. Julio Cobos lo confirmó ante la prensa al abandonar la residencia presidencial, aunque evitó mayores precisiones.

Por esa razón, muchos de los comensales que asistieron a Olivos se sentaron en la primera fila del microcine del quinto piso del ministerio de Economía, donde Lacunza explicó el alcance de las medidas. Estuvieron los senadores radicales Luis Naidenoff, Angel Rozas y Silvia Elías de Pérez y el macrista Federico Pinedo junto a los diputados Alvaro González, del PRO; Mario Negri, Facundo Suárez Lastra y Miguel Bazze; por la UCR; y Juan Manuel López, por la Coalición Cívica. En segunda fila se ubicó el titular de la comisión de Presupuesto en el Senado, Esteban Bullrich. Cuando terminó la conferencia, el ministro de Hacienda se reunió con todos. Pichetto fue el último en sumarse a la larga mesa.

Al término de la conferencia, Lacunza recibió a los legisladores en el Salón Scalabrini Ortiz del ministerio y explicó en detalle el alcance de las medidas. Miguel Pichetto, que por las mañana había adelantado en una entrevista con María O´Donnell que el Gobierno preparaba medidas para contener el dólar, también se sumó al encuentro.

La reunión sirvió para unificar el discurso y empezar a delinear el proyecto que ingresará al Senado, aunque algunos de los participantes de la reunión insistieron que no hay impedimentos a que ingrese por Diputados. La primera opción facilitaría el contacto con los gobernadores.

Lacunza se mostró predispuesto a visitar el Congreso las veces que sea necesario. Un diputado contó que habían tenido buena recepción del legislador camporista Eduardo “Wado” De Pedro, aunque sea para debatir el proyecto.

 El plan del Gobierno para “reperfilar” los vencimientos de deuda terminó de gestarse en la larga reunión que mantuvieron el martes en Casa Rosada el Presidente, el jefe de Gabinete Marcos Peña, Lacunza, el titular del Central Guido Sandleris y la gobernadoraMaría Eugenia Vidal.

En el ministerio de Hacienda confirmaron que Lacunza comenzaría en la misma noche de este miércoles contactos con los técnicos de la oposición.

Funcionario de ese ministerio destacaron que no serán necesarias nuevas fotos políticas para enviar gestos a los mercados. “El ámbito del consenso político es el Congreso”, dijeron. De todos modos, nadie las descarta.

Las espadas políticas del Gobierno se muestran prudentes. El ministro del Interior Rogelio Frigerio todavía no mantuvo conversaciones con los referentes de la oposición. “Si hay vocación se tratará ahora y, si no, será más adelante”, explicaron en uno de los despachos más importantes de la Casa Rosada.

Algunos funcionarios de peso insisten en que la oposición tiene la llave para un hipotético acuerdo. “Dependerá de si nos quieren echar o no”, se sinceraron.

En el Frente de Todos prefirieron no hacer comentarios. “Vamos a ver qué proyecto mandan”, dijo uno de los dirigentes de mayor peso en el armado opositor.

Te puede interesar