Messi, furioso con el árbitro: “Se cansaron de cobrar boludeces y acá no miraron el VAR”

Fútbol 03 de julio de 2019
La Pulga fue inusualmente duro con el arbitraje al final del partido.

Furioso, sin pelos en la lengua ni eufemismos. Así salió a dar la cara Lionel Messi luego de la eliminación. “Nos inclinaron la cancha mal”, disparó contra el árbitro Zambrano. Y fue más allá: “La gente de la Conmebol va a tener que hacer algo. En esta copa se cansaron de cobrar boludeces, manos, penales pelotudos y acá no fueron a mirar el VAR. Fueron dos penales claros que no nos cobraron. Para nosotros eran todas tarjetas y para ellos nada. Son jugadas que te van desquiciando y te sacan del partido. El árbitro no fue justo”.

Se lo notó sereno a Messi, más allá de la bronca que descargó contra el árbitro ecuatoriano que no cobró dos penales para Argentina. “En caliente el análisis que puedo hacer es que jugamos bien y que ellos se encontraron con el primer gol. Después manejamos el partido y nos metieron el segundo en una contra, en la jugada siguiente al penal que no nos cobraron. Intentamos siempre”, analizó el crack de Barcelona.

“El que no me quiere, me va a tener que seguir aguantando un poquito más. Yo quiero ganar algo con la Selección y lo voy a seguir intentando. Voy a jugar las cosas importantes”. La frase la pronunció Lionel Messi en marzo de este año. Y fue un alivio escuchar al rosarino en esa oportunidad, cuando estaba en duda su continuidad en la Selección Argentina. Se puso como objetivo la Copa América de Brasil. El deseo de ganar algo con la camiseta argentina es más fuerte que cualquier pensamiento para Messi. No pone en la balanza nada más allá de ése anhelo que le es esquivo una y otra vez. Son 9 las competiciones oficiales (5 Copa América y 4 Mundiales) que disputó la Pulga y no pudo levantar ningún trofeo. Pero irá por el décimo. “Si creo y creen que puedo ayudar en algo, lo voy a hacer”, soltó, dejando abierta la puerta de cara al futuro.

La primera Copa América que disputó fue en Venezuela 2007: perdió 3-0 la final ante Brasil. Usó la camiseta 18 (la 10 la llevaba Riquelme). En Argentina 2011 fue eliminado en cuartos ante Uruguay por penales. En Chile 2015 y Estados Unidos 2016 cayó en el duelo decisivo ante Chile.

Los Mundiales que jugó Messi están más presentes en las mentes de los compatriotas futboleros. En Alemania 2006 observó desde el banco de suplentes cómo el equipo de José Pekerman quedaba eliminado en cuartos ante Alemania por penales. En Sudáfrica 2010 fue paliza 4-0 del mismo rival y en la misma instancia. En Brasil 2014 el destino no le quiso hacer un guiño: cayó 1-0 en la final ante Alemania mereciendo largamente ganar. O al menos llegar hasta los penales. En el último Mundial de Rusia dijo adiós en octavos luego de caer 4-3 ante Francia.

El de este martes fue el mejor partido de Messi en el torneo.El capitán asumió el protagonismo del juego y fue el conductor del equipo. Tuvo una muy clara, pero el palo de dijo que no. Habilitó a Agüero, aunque el cabezazo del Kun se encontró con el travesaño. Después gambeteó, las pidió todas, peleó hasta dónde pudo.

“Tenemos que estar tranquilos porque hay futuro. Los chicos demostraron que están a la altura. Algo nuevo empezó. Hay que dar tiempo”, cerró.

Te puede interesar