La inflación de marzo fue de 4,7% y en el último año llegó a 54,7%, según el Indec

Economía 16 de abril de 2019
La suba de precios fue la más alta en lo que va de 2019. Los alimentos tuvieron un incremento de 6 por ciento.

supermercado

La inflación de marzo fue de 4,7%, la más alta en lo que va del año. En el primer trimestre el índice acumulado llegó a 11,8% y, si se toman en cuenta los últimos 12 meses, los valores de los bienes y servicios se incrementaron un 54,7%.

De acuerdo a las cifras publicadas este martes por el Indec, los sectores que más aumentos tuvieron durante marzo fueron la educación (17,8%) por el inicio de clases, la indumentaria (6,6%) y los alimentos (6%). El rubro alimenticio es, por lejos, el sector que más pesa dentro de la canasta general de consumo.

En la comparación producto a producto, el que más subió entre febrero y marzo fue el pollo (25,4%), ya que pasó de costar $72 el kilo a poco más de $90. El pan de mesa, por 390 gramos, aumentó 8,6% hasta los $77,21. La leche tuvo un ajuste de 9,4% hasta casi 40 pesos el litro en el Gran Buenos Aires.

Otros derivados de los lácteos tuvieron en todos los casos aumentos superiores al 9%, como en la manteca y los quesos cremoso, pategrás y sardo. Respecto a las frutas y verduras, el Indec reflejó una fuerte suba en el tomate (31%), pero que estuvo además acompañado por caídas del precio del kilo de batata (17%), manzana (14%), zapallo (13%).

Respecto a las carnes, el ritmo de suba de precios apenas desaceleró respecto a los primeros dos meses del año. El kilo de paleta aumentó 6,7% hasta los $227,50. La carne picada común, por su parte, tuvo un valor promedio de $134 el kilo, un 6% superior a febrero. La nalga, en tanto, pasó a costar $283 el kilo, un 5,9% más que el mes anterior.

El Gobierno mira con preocupación la aceleración de los precios que tiene lugar desde diciembre. En ese mes el Índice de Precios al Consumidor había llegado a ser de 2,6%, pero desde ese momento los relevamientos oficiales de cada mes fueron en aumento. El 2019 arrancó con 2,9% de inflación en enero y de 3,8% en febrero.

El propio Mauricio Macri había admitido el lunes que la suba de precios de marzo iba a marcar "un pico". El jefe de Estado reconoció que combatir el aumento del costo de vida es "más difícil" de lo que esperaba y lo vinculó a "comportamientos culturales". "Hay cosas que cuestan más, como salir de 80 años con una inflación promedio del 62,6% sin contar las hiperinflaciones. No es tan fácil como lo preveíamos", dijo.

Este miércoles, Macri anunciará un paquete de medidas que apuntarán por un lado a impulsar el consumo, en un contexto de pérdida del poder de compra del salario y de recesión, y por otro para intentar frenar la velocidad con la que suben los precios.

Respecto a esto último, el plan oficial que por estas horas termina de definir el Poder Ejecutivo junto a los empresarios del sector de consumo masivo incluye una extensión del programa Precios Cuidados, que además tendrá una canasta de hasta 50 productos con precios "congelados" por los próximos seis meses.

Esa canasta contará con alimentos básicos, como la leche, la harina y los fideos. La leche, el alimento básico que más escasea en las góndolas de los Precios Cuidados por estos días, tendría un aumento de precio del orden del 30% antes de que su valor quede fijo hasta noviembre.

Para abril, las consultoras que siguen la evolución de los precios prevén que el índice de precios no podrá descender mucho más allá del umbral del 4%. Este mes, más allá de la persistencia en las subas de precios de algunos bienes, el Gobierno aplicó aumentos en distintos servicios públicos tales como el gas, que fue desdoblado en tres meses, y del transporte público.

Para el primer cuatrimestre del año la suba de precios acumularía casi 16%. Como comparación, en los primeros cuatro meses del año pasado la inflación acumulada había sido apenas superior al 9%.

La consultora Ecolatina publicó que su proyección de inflación para abril es de 3,7%. "Los rubros que más subieron fueron ropa (por el cambio de temporada), seguido por transporte público, gas y naftas. Alimentos y bebidas creció 3,7%", aseguraron. Los economistas que hacen seguimientos de precios ya proyectan una suba de precios de 36% para todo 2019. Con el último dato de marzo se espera que ese número, incluso, pueda ser mayor.

Te puede interesar