Otro líder de la CGT se baja de la marchay pone en duda la presencia de Barrionuevo

Policiales 11/02/2018
"No nos vamos a movilizar", adelantó Carlos Acuña, que se sumó a la posición de Héctor Daer. Gastronómicos tampoco participaría de la marcha.

acuña - cgt

La protesta que encabezará Hugo Moyano contra el Gobierno el próximo 21 de febrero sigue perdiendo respaldos clave, ya que no participarán de la protesta dos de los tres jefes del triunvirato de la CGT. Primero fue Héctor Daer el que anticipó que no se manifestaría y ahora se suma Carlos Acuña. "No vamos a movilizar pero apoyamos el reclamo porque es razonable", dijo el jefe del sindicato de empleados de estaciones de servicio. Además puso en duda la participación del gastronómico Luis Barrionuevo.

Previamente Acuña había criticado duramente a Daer por no participar de la protesta, calificó de "carnero" al jefe del gremio de la Alimentación y hasta le pidió la renuncia al triunvirato de la central obrera. Ahora, para justificar su giro, argumentó que si el sindicato se manifiesta "se queda sin combustible todo el país". "No es un paro, es una movilización y entonces es más difícil", explicó. Así, solo será Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) el único de los tres líderes de la central obrera que estará en la protesta.

Acuña consideró que muchos gremios se bajarán de la convocatoria porque, dijo, hay "sectores políticos que se cuelgan del reclamo de los trabajadores". El sindicalista aclaró que se refería a la adhesión del kirchnerismo, que dijo que participará de la marcha del 21. "Nosotros no vamos a movilizar pero apoyamos el reclamo", dijo Acuña en una entrevista a Radio América. Además recordó que en la última reunión de gremios se decidió respaldar "a todos los gremios que tiene problemas y están en conflicto", en defensa "del modelo sindical y los convenios colectivos de trabajo".

Acuña dijo que si su sector deja de trabajar "no hay combustible en el país" y que es por eso que ese día seguirán en sus puestos. Además adelantó que la exCGT Azul y Blanca definirá su postura el miércoles próximo y es "muy probable" que no participe de la protesta el referente de este sector, el gastronómico Barrionuevo.

Moyano prepara una fuerte protesta contra el Gobierno para el próximo 21 de febrero. La movilización se producirá en un contexto de enfrentamiento con el Ejecutivo, por las medidas de control que impulsa la Casa Rosada en los gremios, sumado al avance de las causas judiciales por corrupción en los sindicatos, lo que genera tensión en las asociaciones, especialmente por el arresto de dirigentes. De la marcha ya se bajaron los gremios de Obras Sanitarias, Porteros, UTA, Comercio, UOCRA, UPCN, La Fraternidad y Alimentación, entre otros.

Te puede interesar