La durísima acusación de Bonadio contra Cristina para pedir su desafuero y detención

Consideró que la ex Presidente impartió "personalmente" y "en secreto" órdenes para dotar de impunidad a los iraníes acusados por el ataque a la mutual judía.
cristina timmerman

Cristina Kirchner está procesada por traición a la Patria y encubrimiento agravado del atentado a la AMIA. En un dictamen de 365 páginas, el juez Claudio Bonadio firmó la peor acusación de las muchas que afronta la ex Presidenta: que impartía las órdenes para beneficiar a los terroristas que causaron 85 muertos y más de 150 heridos en el peor ataque de la historia argentina. Por eso, el magistrado la procesó por traición a la Patria, encubrimiento agravado -del atentado- y "estorbo de un acto funcional", es decir de la investigación para hallar a los culpables.

Para Bonadio, la ex Presidente "impartió órdenes personalmente" para lograr que los iraníes obtengan "la impunidad" "logrando que "Argentina no lo señale como un Estado terrorista que promueve y financia organizaciones terroristas". Es una de las primeras frases de la resolución.

Durante la investigación -dice el juez- se demostró "la responsabilidad penal de los funcionarios y ciudadanos argentinos que negociaron, participaron, acordaron y coadyuvaron a lograr los objetivos de una potencia extranjera -Irán-, que está demostrado judicialmente queordenó/organizó/financió/ instigó dos actos de guerra en el territorio nacional, contra ciudadanos argentinos desarmados e inocentes, y que han sido declarados delitos de "lesa humanidad"".

Descalificó así el planteo que los funcionarios realizaron durante las indagatorias, cuando negaron "haber participado en la redacción de borradores, "papers de trabajo" o memos internos para la firma del memorándum.

La resolución señala que Timerman, "que carece de la mínima formación universitaria, en su descargo por escrito sostiene que lo redactó en un hotel del que no recuerda el nombre" y que estuvo en "compañía de su contraparte Iraní, el canciller Salehi". El texto del documento "sólo lo consultó, siempre según su versión, con Cristina Kirchner y Carlos Zannini" y luego "viajó a Etiopía y lo firmó".

Te puede interesar