Netflix presenta Alias Grace: una serie de crímenes y feminismo

La nueva propuesta del servicio de streaming fue un éxito inmediato. Enterate por qué hay que ver esta adaptación de Margaret Atwood.
Alias Grace

Hollywood se encuentra actualmente en una situación nunca antes vista: por primera vez decenas de mujeres, y hombres, se atrevieron a denunciar abusos por parte de figuras poderosas en ese ámbito, y llevaron al statu quo que prevalece desde hace décadas -en el que los "grandes" pueden hacer lo que se les viene en gana- a una crisis terminal que se está extendiendo a otros ámbitos.

Es por eso que la llegada de Alias Grace a Netflix fue tan oportuna. La serie de origen canadiense-norteamericano es la radiografía de los abusos que puede sufrir una mujer, en el marco de una historia de misterio muy bien lograda. La miniserie -que originalmente fue transmitida por CBC- llegó a la plataforma digital el 3 de noviembre, y se transformó rápidamente en una de las producciones que más dio que hablar.

La producción -basada en la novela del mismo nombre de la célebre escritora Margaret Atwood-, toma como punto de partida el psicoanálisis de una criminal del siglo XIX, condenada a prisión perpetua por participar del asesinato de dos persona, un caso real que conmocionó a Canadá en el año 1846. La criada Grace Marks de 16 años, junto a James McDermott de 20, asesinaron a Thomas Kinnear, el dueño de la propiedad en la que trabajaban, y a Nancy Montgomery, su ama de llaves.

Lo más interesante de la serie es el giro que Atwood -que además de escribir el libro es productora ejecutiva de Alias Grace- le da a la historia: no se centra sólo en los hechos, que son reflejados por las crónicas de la época, si no que indaga en el pasado de Grace Marks para intentar descubrir si esta joven irlandesa es capaz de participar de un crimen tan cruento. Es acá donde la autora aprovecha para plasma su crítica social: la historia de Grace está plagada de violencia de parte de hombres hacia mujeres, y hasta, en algún punto, de mujeres hacia mujeres.

Por esto cobra relevancia la manera en la que se elige contar los hechos: todo lo correspondiente al pasado sale de la boca de Grace, lo que hace casi imposible distinguir entre la realidad y la mirada subjetiva de la criada. "Una vez que te encuentran con un hombre en tu habitación, tú eres la culpable, sin importar cómo ha llegado él hasta allí", le dice Grace al doctor, y muestra así el entramado detrás de su historia.

Alias Grace comienza más de 10 años después de los crímenes, cuando el doctor Simon Jordan, interpretado por Edward Holcroft, comienza a entrevistar a Grace, Sarah Gordon, a pedido de un grupo de personas que intentan que sea liberada. Sesión a sesión, Jordan va descubriendo que probablemente no haya una respuesta fácil a la pregunta que intenta responder: ¿Es Grace Marks culpable de los crímenes?

Te puede interesar