Tras un pedido de juicio político, Caballero Vidal renunció como ministro de la Corte

Luego de que se conociera el pedido de juicio político, este martes el magistrado presentó la dimisión a su cargo pero no a su jubilación. Ahora la Cámara de Diputados deberá resolver si da curso la solicitud de la Justicia Federal.
caballero vidal

el ministro de la Corte de Justicia, Juan Carlos Caballero Vidal presentó este martes al mediodía la renuncia al cargo, en la misma jornada que conoció del pedido de juicio político en su contra, requerido por la Justicia Federal en el marco de algunas causas por delitos de lesa humanidad.

Caballero Vidal quedó a un paso de la destitución, luego de conocerse que el juez federal Leopoldo Rago Gallo dio curso al requerimiento del fiscal Francisco Maldonado, de separar del cargo al cortista para evitar que influya en las causas por su lugar de poder y además para poder ser indagado en calidad de sospechoso.

Sin embargo, este martes a primera hora no había ingresado el pedido de juicio político por mesa de entradas de la Legislatura y se plantea el debate de si, tras la presentación de la renuncia, el planteo judicial queda en abstracto.

Qué  dice el escrito del cortista

El ministro de la Corte de Justicia Juan Carlos Caballero Vidal presentó la "renuncia condicionada" hasta tanto ANSES le comunique el otorgamiento del beneficio jubilatorio. Es decir, hasta tener garantizado el haber previsional equivalente al 82% móvil.

La renuncia del cortista será ingresada ahora a la Cámara de Diputados, para tener el tratamiento de rigor. El escrito llegará a la Legislatura junto al pedido de juicio político del fiscal federal Francisco Maldonado y el juez federal Leopoldo Rago Gallo para indagarlo en el marco de dos causas por delitos de lesa humanidad.

Entonces, la Cámara de Diputados deberá resolver cuando tenga el pedido de juicio político en mano, si le da curso favorable. Con la jubilación, Caballero Vidal podría zafar del proceso institucional de separación del cargo.

Sin embargo, la pretensión del cortista es continuar desempeñando sus funciones con percepción de los haberes correspondientes hasta que ANSES comunique la asignación del beneficio y la fecha en que comenzará a percibir el importe.

Te puede interesar