Presupuesto 2018: inflación promedio del 15,7% y menos subsidios a energía y transporte

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, envió el proyecto al Congreso. El gasto social y el de capital crecerían, aunque otros recortes ayudarían a reducir el déficit. El dólar promediaría menos de 20 pesos.
dujovne en el congreso

El Poder Ejecutivo envió al Congreso los principales lineamientos del proyecto de ley de Presupuesto 2018. El Gobierno espera que la economía crezca 3,5 por ciento el año entrante, con una inflación promedio del 15,7% y un dólar promedio de 19,3 pesos.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó en Diputados el proyecto. "Proyectamos un crecimiento económico de 3% para 2017 y 3,5% para 2018. Así, la economía crecería dos años consecutivos por primera vez desde 2010-2011", informó el Ministerio de Hacienda.

Según los cálculos oficiales, la inversión liderará el crecimiento, lo que le daría sustentabilidad a la expansión de la economía. La inversión crecería 12 por ciento y las exportaciones acelerarían su crecimiento, lo que ayudaría a reducir el déficit de capital.

La inflación promediará 15,7%, pero el Gobierno apuesta a cumplir el año próximo con la meta del Banco Central de lograr un Índice de Precios al Consumidor del 10 por ciento, que puede desviarse en dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

Según el proyecto oficial, los ingresos crecerán 19 por ciento, hasta los 2,1 billones de pesos. Los gastos primarios crecerán menos que la inflación promedio: 14,8%, hasta los 2,5 billones de pesos. Los gastos corrientes crecerían 14,6%, pero las prestaciones sociales (planes, jubilaciones, etcétera), 22 por ciento anual.

También crecería el gasto de capital, destinado a inversiones, un 17,2 por ciento. Esto se complementaría con inversión privada, gracias a la ley de Participación Público Privada (PPP), para que los desembolsos en infraestructura representen 3,5 por ciento del PBI.

Así y todo, la administración Mauricio Macri espera reducir el déficit primario desde el 4% del PBI al 3,2% del tamaño de la economía. ¿De qué manera? Primero, con una expansión de la actividad. También con un recorte en gastos operativos y en subsidios a la energía y el transporte.

Los servicios de deuda pública crecerán 28,2 por ciento, hasta los $ 285 129 millones, calculó el Ejecutivo. "El endeudamiento es sostenible. El ratio de deuda pública con el sector privado y organismos internacionales no superaría en los próximos años el 38% del PBI y comenzaría a descender a partir de 2021", planteó el Gobierno.

Al descomponer el gasto por dependencia pública, las carteras que resultarán más beneficiadas son Trabajo (22,3% de crecimiento) -de Trabajo depende la Anses, que paga jubilaciones y planes sociales-, Desarollo -que también paga planes- (21,2% de expansión); y Educación (21,9%).

En cambio, Energía (-19,5%), Transporte (-6,3%), Producción (-6%) y Agroindustria (-3,4%) perderán partidas presupuestarias.

Te puede interesar