Bachelet promulga histórica ley sobre aborto en Chile

La iniciativa despenaliza el aborto cuando exista riesgo de vida para la madre, inviabilidad del feto o violación. "De ahora en más será su voluntad, no la voluntad ajena, la que determine si ella seguirá o no con su embarazo", dijo Bachelet.
bachelet_12_0

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, promulgó este jueves una histórica ley para despenalizar el aborto voluntario bajo tres causas, una norma que ha sido fuertemente resistida por la Iglesia católica y los sectores más conservadores del país, según difundió agencia DPA. 

"Hoy, por fin, firmamos la ley que consagra el derecho que tiene toda mujer a decidir sobre su cuerpo y su embarazo en tres casos sumamente precisos y humanamente difíciles", dijo la mandataria en la ceremonia que se realizó ante unos 1.500 invitados, principalmente mujeres, en La Moneda, la sede del Gobierno. 

"De ahora en más será su voluntad, no la voluntad ajena, la que determine si ella seguirá o no con su embarazo", agregó Bachele sobre una de las iniciativas emblemáticas y promesa de campaña de su segundo mandato, que concluye el 11 de marzo de 2018. 

Las mujeres "han debido someterse a las determinaciones forzosas del Estado, o actuar en la clandestinidad", subrayó Bachelet, en medio del vítores de los presentes. 

Cuándo es legal

La iniciativa, que despenaliza el aborto cuando exista riesgo de vida para la madre, inviabilidad del feto o violación, había quedado lista para su promulgación luego de que fuera aprobada por el Congreso el 2 de agosto tras casi dos años y medio de trámite legislativo. 

Sin embargo, un requerimiento de la oposición de derecha en el Parlamento llevó el asunto hasta el Tribunal Constitucional para denunciar que la norma atentaba, entre otras cosas, contra el derecho a la vida consagrado en la Constitución al permitir "el aborto directo o provocado", por lo que demandaba a los magistrados declararla inconstitucional. La Corte desestimó más tarde la demanda. 

Al rechazo de los sectores más conservadores del país, se sumó también la Iglesia católica y otras confesiones religiosas. 

"La resolución que acaba de ser adoptada y que declara conforme con la Constitución el proyecto de ley de aborto, ofende a la conciencia y al bien común de los ciudadanos", señaló una reciente declaración de la Conferencia Episcopal. 

"La sociedad entera es la que pierde al legalizarse el aborto en Chile, aunque sea bajo ciertas condiciones", agregó la nota. 

Una ley que se derogó

Cifras del Ministerio de Salud de 2015, citadas por Amnistía Internacional, señalan que en el país se realizan más de 33.000 abortos por año, aunque esa cantidad puede ser más alta, según otros estudios. Hasta ahora, y desde hace  más de 25 años, su práctica era castigada con cárcel. 

Desde 1931 estuvo vigente en el país una ley de aborto terapéutico que la dictadura militar del fallecido Augusto Pinochet (1973-1990), por presiones de sectores conservadores y de la Iglesia católica, derogó pocos meses antes del término de la dictadura hace más de 25 años.

Te puede interesar